ANP expresa enérgica condena por agresiones a 10 periodistas

El periodista del diario El Deber, Miguel Ángel Melendres, fue retenido en el aeropuerto de El Alto porque nació en la ciudad de Santa Cruz, aunque es residente en La Paz desde hace 17 años.

La Paz y El Alto, 05 nov. (ANP) –  La Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP-Diarios) expresó hoy su enérgica condena a las agresiones físicas de sectores afines al partido de gobierno contra ocho periodistas de los diarios El Deber, Página Siete, La Patria, Urgentebo y las redes de televisión privadas Unitel, ATB y de radio Líder 97 que cubrían en la madrugada del martes 5 el cerco al aeropuerto internacional de El Alto por militantes del partido gobernante.

La ANP que representa a los principales diarios de Bolivia denunció que los ataques vulneran la libre expresión, la libertad de prensa, el derecho a la circulación y la Ley contra la discriminación.

El corresponsal del diario El Deber de Santa Cruz, Miguel Ángel Melendres, fue retenido por militantes del partido de gobierno que cercaron la terminal aérea desde la noche del lunes 4 de noviembre hasta esta mañana, y un grupo de seguidores del Movimiento al Socialismo (MAS) le exigió su cédula de identidad.

Al verificar que su ciudad de nacimiento es Santa Cruz, fue retenido e impedido de retornar a la ciudad de La Paz, donde cumple sus funciones como corresponsal y reside desde hace 17 años. La ANP-Diarios alertó que la restricción atentó contra el derecho constitucional a la libre circulación en todo el territorio nacional.

“No podemos salir del interior de esta terminal, un grupo de personas está trancando la vía y no nos dejan cruzar, la gente está apostada y solo hay un contingente de 15 policías, la gente está exigiendo carnet de identidad a toda persona que quisiera salir o ingresar del aeropuerto”, explicó el periodista que realizó la cobertura informativa desde las 3.00 de la madrugada.

Melendres junto a otros cuatro periodistas de otros medios logró abandonar la terminal aérea acompañados de una custodia policial, recién al mediodía.

El artículo 5 de la Ley contra el racismo define como discriminación toda forma de exclusión fundada en razón de sexo, color, edad, origen y ciudadanía.

La ANP-Diarios reiteró su llamado a la protesta pacífica y el respeto al trabajo de periodistas, reporteros, fotógrafos y camarógrafos de televisión.

Reclamó con vehemencia a las fuerzas del orden y actores de las protestas el respeto y protección al trabajo de los enviados de prensa. Desde el pasado 22 de octubre, un total de 25 agresiones fueron registradas por la Unidad de Monitoreo de la ANP-Diarios.

Otros afectados por el cerco

Entre las personas afectadas por la toma de la terminal aérea, estuvo el expresidente de la ANP-Diarios, actual Vocal y gerente del diario La Patria de Oruro, Marcelo Miralles Iporre. El directivo de los medios impresos bolivianos permaneció durante dos horas explicando a los manifestantes que debía realizar un viaje para cumplir una representación en un foro internacional sobre periodismo.

Durante el cerco al aeropuerto de El Alto, el periodista de la red de televisión Unitel, Juan Flores fue golpeado por los manifestantes afines al partido de gobierno.

La periodista Paola Cádiz de la red privada ATB sufrió una agresión mientras realizaba su labor en el aeropuerto.

El periodista de Radio Líder 97, dependiente de la Gobernación de La Paz, Carlos Rivera, fue amedrentado y su vehículo fue atacado a golpe de palos.

Mediante un comunicado, la emisora señaló que otro equipo de prensa integrado por el periodista Javier Casu y el conductor del vehículo de prensa, Edelmiro Chirinos, fue golpeado a palos mientras realizaban la grabación de video en la avenida Juan Pablo Segundo, de la ciudad de El Alto.

La periodista del diario Página Siete, Wara Arteaga, sufrió una agresión y el despojo de su teléfono móvil, mientras su colega Paulo Lizárraga fue agredido a pedradas.

Tras los hechos de violencia contra sus corresponsales, el diario Página Siete resolvió replegar sus periodistas para resguardar la integridad física de su personal.

El periodista del portal informativo “Urgentebo” y del semanario El Compadre, Álvaro Huanca, fue hostigado por cumplir su labor periodística.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *