Bolivia: Cuatro periodistas agredidos y una moto quemada

Cochabamba, 30 oct (ANP) –Cuatro periodistas fueron agredidos durante la violenta jornada de protestas en la ciudad de Cochabamba, el martes 29 de octubre, y se registró la quema de una motocicleta de la televisora privada Red Uno, mientras la Defensoría del Pueblo pidió respeto al trabajo de la prensa.

La periodista de la red privada de televisión ATB, Brishka Espada, fue cercada en la plaza Tarija por un grupo de hombres que no solo la zarandeó, sino rompió parte de su blusa. Ella entró en crisis al verse rodeada por personas que no entendían ninguna explicación ni respetaron su credencial de prensa, según los testimonios obtenidos por la Unidad de Monitoreo de la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP-Diarios).

La directora de la ATB, Angélica Lazarte, explicó que la joven de 22 años fue increpada por bloqueadores que le gritaban “vendida”, “masista”, atribuyéndole militancia a favor del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS). Intentaron arrebatarle el micrófono y en ese forcejeo recibió un golpe en el pómulo y otro en la cabeza. “Vulneraron su integridad de mujer”, lamentó Lazarte. La agredida contó: “Eran jóvenes con banderas máscaras”. 

En otro caso, el periodista del canal de televisión “TeleC”, David Aramayo, recibió el impacto de una granada de gas en la cabeza en medio de la cobertura de los enfrentamientos entre grupos que apoyan al partido de gobierno (MAS), y otros que piden la segunda vuelta electoral, tras los resultados de las elecciones generales del pasado 20 de octubre.

El golpe le ocasionó heridas en la frente y en el antebrazo. El hecho se registró en la zona de la Muyurina donde un grupo de transportistas libres afines al gobierno despejaba las vías interrumpidas por ciudadanos contrarios a un supuesto fraude electoral; hubo una lluvia de piedras petardos, reflejó su compañera de trabajo. Otro grupo de bloqueadores impidió el paso del vehículo que lo llevaba a un centro médico.

También la periodista de Radio Pío XXII, Juani Reyes, explicó que subió a una pasarela en la avenida Blanco Galindo y desde ahí grabó un video de los enfrentamientos. Hasta allí llegaron cinco personas y la forzaron a borrar las imágenes obtenidas. Reyes pidió garantías para la cobertura de estos sucesos.

El periodista Marcelo Beltrán de la red privada de televisión Unitel fue desalojado a empujones de la plaza Tarija. Fue acusado de ser “vendido” (oficialista) y los manifestantes amenazaron con una golpiza.

La motocicleta de la Red Uno conducida por el periodista Adalid Peredo fue quemada en uno de los puntos de bloqueo, presuntamente por personas que se encargaron de levantar los bloqueos.

Frente a las agresiones que sufren los periodistas, el delegado defensorial de Cochabamba, Nelson Cox, condenó los hechos de violencia contra los periodistas e invocó al diálogo y la tolerancia.   

“Nosotros estamos exhortando para que se tomen los recaudos pertinentes de parte de las fuerzas públicas, en particular de la policía para precautelar el cumplimiento del trabajo que desarrollan los periodistas”, manifestó en un comunicado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *