Cochabamba: 13 periodistas fueron agredidos en jornadas de protesta

Cochabamba, 07 nov (ANP) – La corresponsal del diario La Razón de La Paz, fue víctima este jueves de amedrentamiento de parte del grupo juvenil Resistencia Qhochala. Su caso, se suma a las 11 agresiones a trabajadores de la prensa de seis medios registradas entre el miércoles 6 de noviembre y esta jornada.

De acuerdo a la denuncia del periódico La Razón, la periodista intentó una entrevista con representantes de Resistencia Qhochala, agrupación juvenil que se transporta en motocicletas y demanda la renuncia del presidente Evo Morales.

Cuando la periodista visitó su sede, los activistas pidieron que espere para ser atendida, pero fue abordada por jóvenes que le requirieron su identificación, le tomaron fotos a ella, además a la credencial de prensa. Ante esa actitud hostil de sus interlocutores, la comunicadora se alejó del lugar.

“Minutos más tarde, desde el número de WhatsApp 70733132 en redes sociales comenzaron a circular fotografías de alerta en sentido de que ella recorre puntos de bloqueo haciéndose ‘pasar de periodista’. Debido a la situación de riesgo, La Razón instruyó el repliegue de la periodista para eludir cualquier represalia”, señala la publicación del medio.

Los trabajadores de la prensa denunciaron agresiones y actitud hostil durante la cobertura de enfrentamientos entre seguidores del presidente Morales que defienden resultados de las elecciones generales del pasado 20 de octubre, y quienes denuncian fraude electoral y exigen nuevas elecciones.

Periodistas agredidos

Un día antes, el miércoles 6 de noviembre, el fotógrafo de la agencia internacional de noticias EFE, Jorge Ábrego; el periodista de la red privada de televisión Bolivisión Martín Colque y su compañero Dante Berríos; el camarógrafo del canal de televisión ATB Miguel Encinas y el periodista Alejandro Mendoza; Alejandro Orellana y Álvaro Peña del sitio web del diario Opinión; Cristina Cotari del periódico Los Tiempos, además de Diego Viamont, Álvaro Alcón y César Baldelomar de la de televisión Red Uno fueron amenazados e impedidos de cumplir sus labores.

Ábrego relató que en medio de la cobertura de la agresión a la alcaldesa Patricia Arce y de la quema de la Alcaldía de Vinto, a 17 kilómetros de Cochabamba, una persona lo golpeó por la espalda exigiendo que deje de tomar imágenes y le amenazó con quitarle la cámara.

“Me jalaron la cámara, pero no pudieron arrebatarme porque está con correa cruzada”, relató a la Unidad de Monitoreo de la Asociación Nacional de la Prensa de Bolivia (ANP-Diarios).

En el mismo lugar y en las mismas circunstancias, el periodista Martín Colque y el camarógrafo Dante Berríos de la red televisiva Bolivisión recibieron amenazas.

Los periodistas del diario Opinión Alejandro Orellana y Álvaro Peña también fueron forzados a suspender una transmisión en vivo en la avenida Perú y Blanco Galindo, en la carretera al occidente.

Ambos se movilizaban en una motocicleta y cuando pararon para cruzar el bloqueo protagonizado por grupos contrarios al gobierno, un hombre se acercó y en tono agresivo amenazó con despojarlos de sus equipos.

Equipos de televisión

En la noche, el equipo de prensa de la Red Uno integrado por Álvaro Alcón y César Baldelomar fueron interceptados por grupos simpatizantes del MAS en las cercanías de la zona Huayculi circundante a la avenida Blanco Galindo. Los manifestantes rechazaron la grabación de imágenes.

El jefe de prensa de este medio, Diego Viamont explicó a la ANP-Diarios que desde las denuncias de “inoperancia” del comandante Departamental de la Policía de Cochabamba, Raúl Grandy, recibe mensajes de amenaza por Facebook.

“Recibo insultos, hay incitación a quemar y atacar el canal. Me dicen de todo. Hay varias publicaciones. Comenzaron (las amenazas) la semana pasada, el martes por la noche cuando critiqué la falta de acción de Grandy para evitar el enfrentamiento en Muyurina”, relató.

En la mañana del miércoles, el camarógrafo Miguel Encinas y el periodista de la red ATB Alejandro Mendoza fueron agredidos mientras reportaban peleas de los sectores sociales afines al oficialismo y jóvenes que demandan la renuncia de Morales.

Los productores de hojas de coca que habían llegado desde la región del Trópico querían arrebatarles el equipo que los grabó atacando a un universitario. Este hecho sucedió cerca de la sede del partido oficialismo el Movimiento al Socialismo (MAS). Encinas recibió dos patadas en la espalda y otra en la pierna.

La periodista de Los Tiempos, Cristina Cotari, fue obligada a interrumpir la grabación de video mientras reportaba lo que ocurría en el enfrentamiento en el río Huayculi, en la ciudad de Quillacollo, hasta donde llegó la agrupación de jóvenes opositores al gobierno que patrulla en motocicletas.

Corresponsal de Página Siete

El pasado sábado 2 de noviembre, la corresponsal del diario Página Siete en Cochabamba, María Isabel Mena, fue agredida y acusada de ser “infiltrada” durante un cabildo realizado en esta ciudad.

Antes del inicio del cabildo, dirigentes de la Federación Universitaria Local (FUL) intentaban subir al palco, pero organizadores del encuentro les impidieron. Mena registró los forcejeos entre dirigentes cívicos y universitarios, y por ello fue increpada.

“Que no grabe, que no grabe” se escuchó decir a un manifestante y frente a la defensa a la libertad de prensa realizada por la periodista, fue acusada de pertenecer al gobierno, y la presión la obligó a suspender la grabación de video, según la denuncia publicada por Página Siete.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *