Migración no permite ingreso al país y expulsa a periodista de Radio Sueca

Honduras, 04 de julio, 2019 (Comité por la Libre Expresión).- Otra vez las autoridades de migración en Honduras, coartan su labor de informar a periodistas internacionales, ya que este domingo 30 de junio, se le negó el ingreso al país a Pablo Dalence, quien labora para Sveringe Radio (Radio de Suecia), tras permanecer retenido en una de las salas del aeropuerto internacional  Toncontín, en esta capital.

Dalence, quien es corresponsal de la emisora sueca en Bogotá, Colombia, llegó al país con motivo de realizar un trabajo periodístico sobre los 50 años del partido de futbol, uno de los acontecimientos que marcó la “Guerra del 69”, entre Honduras y El Salvador.

Entrevistado por C-Libre, el periodista mencionó que, al principio el trato fue respetuoso. Sin embargo, comenzó una serie de preguntas “¿Qué tipo de noticias iba a hacer? ¿si iba a otro país?, ¿A quién iba a entrevistar?, si tenía contacto con periodistas, organizaciones o personas en particular.

Tras ser sometido a este interrogatorio, el periodista preguntó si podía ingresar al país, a lo que el personal de migración le notificaron la negativa de la misma, a lo que respondió “entonces no entiendo porque les tengo que contestar más preguntas”.

Además, el periodista denunció que le hicieron firmar un reporte sobre el interrogatorio del que fue objeto y, por otra parte, querían expulsarlo del país en vuelo hacia Bogotá, situación a la que “me negué”, acotó.

De igual forma, denunció que entregaron su pasaporte a la empresa aérea con la que viajaba, y no lo querían devolvérselo.

En menos de 15 días, las autoridades migratorias hondureñas, cometen otro hecho contra la prensa internacional. El 20 de junio, un equipo de prensa de la cadena internacional teleSUR, conformado por Eduardo y Juan Carlos Martínez, estuvo retenido por más de tres horas, quienes lograron entrar al país por la denuncia de la corresponsal en Honduras, Gilda Silvestrucci y las acciones hechas por C-Libre.

Ambos periodistas, de nacionalidad mexicana, fueron interrogados con preguntas que no tienen que ver con su labor como ser ¿Si había viajado a Venezuela? ¿Si traían dinero?  Y si tenían una carta de invitación para realizar cobertura en el país.

Ver: Migración retiene sin motivo a Periodistas de teleSUR

C-Libre tiene documentado acciones de las autoridades de Migración del país contra la prensa internacional. Durante 2017,  previo a la cobertura de las elecciones generales, el Instituto Nacional de Migración (INM), retuvo a la periodista Mariana Sánchez, de la cadena Al Jazzeera junto a su camarógrafo por un aproximado de seis horas.

Otro caso fue el de la periodista Adriana Sívori, quien labora para teleSUR, después de tres horas de retención en esa misma terminal aeroportuaria, salió con un permiso de 10 días de estadía en territorio hondureño.

Mientras que, en diciembre de 2017, los periodistas Reed Lindsay, Edward Augustín y la periodista Jihan Hazfiz, fueron retenidos y puestos en una “Zona estéril” y tras 24 horas fueron expulsados de Honduras por una decisión del Instituto de Migración.

“Las restricciones en la circulación libre de ideas y opiniones, como así también la imposición arbitraria de información y la creación de obstáculos al libre flujo informativo, violan el derecho a la libertad de expresión”, cita el inciso cinco, de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión.

Los Relatores de Libertad de Expresión de Naciones Unidas, Comisión Interamericana de derechos Humanos (CIDH) y la Organización para la seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), en su declaración conjunta de 2003, recuerdan que “los intentos de limitar el acceso al ejercicio del periodismo son ilegítimos”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *